Centro Aztlán Chicomoztóc

Los Aztecas

Escrito por centroaztlan 18-04-2007 en General. Comentarios (12)

Piedra del Sol

Aztecas, Historia y Cultura


  • Nuevo! Preguntas y Respuestas Frecuentes

  • Creación

  • Edades

  • Sacrificios

  • Guerra de las Flores

  • Chichimecas

  • Rumbo a Tenochitlan

  • Fusión de elementos

  • Calendario Azteca (breve descripción)

  • Nombre y Naturaleza de los Dioses

  • Qetzalcoatl

  • Los pueblos jamas Conquistados

  • Formación del matrimonio

  • Juego de pelota (Tlachtli)

  • Moctezuma y la hechicería.

  • Vocabulario Castellano-Náhuatl (breve)

  • Hernán Cortés.

  • La Malinche (Malintzin).

  •  


    Creación 


    Los Aztecas creían en la  Creación del Hombre basados en los Dioses Ometecutli y Omecihuatl creadores de la vida e ignicio de todo, los cuales a su vez tuvieron cuatro hijos: Tezcatlipoca, Xipe totec,Quetzalcoatl y Hutzilopochtli. Los Aztecas creían que el mundo estaba destinado a ser creado y destruido Cinco veces, así que los Aztecas que Cortes encontro creían que estaban viviendo en el Quinto y final período de creación. Los Aztecas no tenían nada que se refiriera a la Eternidad, no tenían noción de la misma. Las edades que los Aztecas denotaban eran de la  siguiente forma:

     


    • Edades.


    Naui Ocelot : La primera edad que estaba precedida por Tezcatlipoca, en la cual vivían Gigantes que fueron eventualmente devorados por Jaguares, en esta edad se creía que el Sol estaba solo a la mitad de su Brillo. Esta edad dura: 676 Años.
     

    • Naui Ehecatl : La Segunda edad precedida por Quetzatlcoatl, el mundo estaba habitado por humanos que se alimentaban de comida de un Mezquite; que a su vez fueron convertidos en Monos para sobrevivir ante los grandes vientos que eran ocasionados por Huracanes que destruyeron el mundo. El Sol fué también destruido por estos vientos, esta edad dura: 364 Años.
    • Naui Quihuitl : La tercera edad precedida por Tlaloc, el mundo estaba habitado por humanos que se alimentaban de Semillas Acuáticas. Los Humanos fueron convertidos en Perros, Guajolotes ( pavos ) Pájaros y Mariposas, que fueron destruidos por lluvias Volcánicas caídas del Cielo. Esta edad dura: 312 Años.

    • Naui Atl : precedida por Chalchiuhtlicue, los Humanos se alimentaban de Semillas Salvajes y fueron trasformados en Peces; esta edad fué destruida por grandes Inundaciones y el Cielo se despedazo. Esta edad dura: 676 Años.

     


    • "Los Sacrificios"


    Un elemento fundamental en el culto religioso eran los sacrificios humanos, que para los Aztecas eran una especie de compensación o pago que los hombres daban a los dioses. Huitzilopochtli y todas las demás deidades, recibían su parte en la vida de el pueblo:

    "Como dios que es, desdeña los alimentos groseros de los hombres y solo puede mantenerse con la vida misma, la substancia mágica que se encuentra en la sangre del hombre. Así, la guerra, la conquista y el sometimiento de otros pueblos, tenían motivos económicos y políticos, pero también razones religiosas de búsqueda de prisioneros para su Inmolación".

    • Alfonso Caso.

    El sacrificio más común consisitía en arrancar el corazón a la víctima, ofreciéndolo enseguida al Dios, para ello, cuatro Sacerdotes sujetaban al sacrificado, que colocado sobre una piedra (llamada "Techcatl") por sus extremidades, y un quinto Sacerdote ejecutaba la operación con un cuchillo de pedernal, con el que le daba un golpe en el pecho para arrancarle el Corazón; que era después, ofrecido a los dioses. La sangre era dada a gustar a los Idolos, la carne, tenida por divina, era comida y el corazón era depositado en en un recipiente llamado: "Cuauxicalli". En otras ocaciones, durante la fiesta en honor a Xiutecuchtlil, dios del Fuego, la víctima era arrojada con intervalos sobre un montón de brasas. Otras formas de sacrificio consisitían en tener al prisionero atado en un sitio para después lanzarle flechas hasta que éste muriese, y la sangre que caía a la tierra se suponía la hacia fertíl. En honor de la tierra y de Xipe, a la víctima se le desollaba después de matarla y el sacerdote se vestía con la piel de aquella. Y no dejaba de haber, para algún valiente Guerrero enemigo, antes de aplicársele la muerte común, sobre todo en la fiesta del "Tlacaxipehualiztli" que era el simulacro de un combate contra varios guerreros Aztecas mejor armados. Este sacrificio fué después llamado: Gladiatorio. Había meses consagrados al sacrificio de niños que eran llevados a las cumbres de los montes, adornados con plumajes y guirnaldas; sus sacrificadores los acompañaban tañendo instrumentos musicales, cantando y bailando. La ceremonia de inmolación tenia como objeto el pedir lluvias, y si los niños lloraban era un buen Signo. El corazón les era arrancado como parte final del acto. En la fiesta del "Toxcatl" se sacrificaba a un mancebo (imagen de Tezcatlipoca), a quien durante todo un año se le agasajaba con fiestas y regalos, preparándosele para la muerte. Los ritos exigían que hubiese también ofrendas y oraciones, sahumerios con copal y otros actos. Las calaveras de los sacrificados se conservaban en el "Tzompantli" , o gradería de cal y piedra. El de Tenochitlan tenia no menos de 136,000 de ellas al tiempo de la Conquista.
     
     


    • "La Guerra de las Flores."


    La practica de los sacrificios humanos en el acto ritual más sencillo de acción de gracias ofrece un repugnante contraste con el espíritu con que se llevan a cabo estos ritos. Sin embargo, la conducta social y religiosa estaba concebida para conservar la existencia humana y asegurar el bienestar del hombre, sin reparar en la desviación que podian alcanzar los medios. De aqui se desprende que la idea de sacrificar preciosas posesiones para alcanzar tales fines debe de haber conducido a la ofrenda mas preciosa: La Vida Humana, por lo que el hombre lucha arduamente por conservar. Nosotros todavía conservamos el concepto del martirio, ya que creemos que Jesus murio en la cruz por nuestros pecados, por lo cual los Aztecas creian que el ofrecer la misma vida de un cautivo mantenia la prosperidad de su pueblo.

    La guerra florida se emprendía para satisfacer las necesidades de tener prisioneros para ofrecerlos a los dioses, en éste combate los guerreros de varios estados tenían encuentros en un combate real a fin que pudieran realizarse hazañas bélicas y se pudieran hacer prisioneros para satisfacer el hambre de los dioses. Una famosa guerra florida en la que la crema y nata de los guerreros de Texcoco, Tenochitlan y Tlacopan compitieron con el poderío de Cholula, Huexotzingo y Tlaxcala, se repitió durante varios años. Si se tomaba prisionero a un guerrero, éste recibía la muerte más gloriosa en sacrificio directo al Sol. En caso de sobrevivir alcanzaba renombre; si era muerto se incineraba su cadáver, honor reservado unicamente a los gladiadores, y pasaba a un paraíso especial donde moraban los guerreros.

    Los prisioneros de guerra eran la ofrenda más estimada, y mientras mas valientes y de mas alto rango; la ofrenda era aún mucho mayor. Los esclavos eran muertos en ceremonias secundarias y en raras ocaciones se mataban niños y mujeres en los ritos de fertilidad para asegurar el crecimiento y prosperidad de el pueblo mismo. A veces se practicaba el canibalismo, en creencia de que el se comiera a la víctima podria optener las virtudes de la misma, pero en todo el mundo otras culturas usaban la misma creencia.

    Para poder apaciguar a los dioses Moctezuma I emprendió campañas regulares para obtener prisioneros y declaro una guerra perpetua en contra de la gente de Puebla y Tlaxcala, no era tanto para dominarlos o por el territorio sino para obtener los prisioneros para sus dioses.
    No todas las guerras eran de las flores ya que algunas veces eran mas para obtener territorios estratégicos o con miras comerciales, pero los ataques a Puebla y Tlaxcala eran siempre con miras de conquista; pero estos pueblos jamas fueron conquistados y duraron hasta la llegada de los Españoles, que supieron aprovechar la situación.
    Moctezuma comenzó ataques al sudeste, y en 1458 conquista Coixtlahuaca, que era una ciudad famosa por su comercio.Esta era la llave a la tierra de los Mixtecos, la tierra de una antigua civilización reconocida por sus Códices y sus trabajos en el arte de el oro, además abrió para Moctezuma la ruta que lo llevaría tan lejos como Guatemala.
    Las fuerzas de Moctezuma se movieron después hacia el Este, hacia el Golfo de México; forzando los Huaxtecos y los Totonacas a pagarle tributo. En 1466 una campaña de largas proporciones fué puesta en marcha para la toma de Tepeaca, punto importante hacia las rutas del sudeste y el Sur, el pago de tributo y las tomas estratégicas de bases y puntos de comercio, fueron los que le dieron fuerza y economía a las campañas militares.

     


    • "Chichimecas"


    Los Aztecas,  el pueblo de el Sol pertenecen al grupo de los Chichimecas ( palabra que quiere decir Bárbaros) Habitantes de la región Aridoamericana y por lo tanto con características Guerreras y poco Civilizados. Según el Códice, la Tira de la Peregrinación, los Mexicas salieron de un lugar denominado Aztlán ( Lugar de Garzas ), cuya ubicación no se ha encontrado aún. Se supone que partieron del Bajío de Guanajuato hacia el rumbo de los lagos de Cuitzeo y Yuriria; y después de atravesar la Laguna se dirigieron hacia Culhuacan ( Cerro Ganchudo ), donde su Dios Huitzilopochtli les da  instrucciones.

    La Migración Azteca se realizo junto con varios grupos como los: Matlazincas, Tapanecas, Tlahuicas, Malinalcas, Xochimilcas y otros más. Todos ellos fueron guiados por los Cuatro cargadores de Dios: ( Chimalma, Apanectl, Cuauhcoatl y Tezcacpoatl ) que llevaban a cuestas a Hutzilopochtli.

    Calendario Azteca En Cuauhuitzintlan los grupos se separaron pero los Aztecas permanecieron ahí por una temporada. Luego Emigraron a Coatlicamac donde estuvieron 28 años, celebrando el primer "Fuego Nuevo". La ceremonia de el Fuego Nuevo se realizaba cada 52 Años, que formaban el Siglo Azteca.
    Partieron a Tula, donde estuvieron 19 Años; luego se marcharon a Atitalacan ( 10 Años ) Tlemaco ( 5 Años ) Atotonilco ( 5 Años ) y Huitzetepec, donde celebraron el Segundo Fuego Nuevo.
    De éste lugar partieron hacia Tzompanco ( 4 Años ), Xaltocan ( 4 Años ); pasando posteriormente a Acalhuacan, Ehecatepec, Tulpetlac, Coatlitan, Chalco, Huixashitlan y finalmente al sitio donde encienden el tercer Fuego Nuevo: Tecpacoyan.
    Posteriormente reignician la peregrinación, tocando los siguientes puntos: Pantitlan, Amalinalpan, Popotlan, Techcaltitlan, Atlacuihuayan y Chapultepec, donde permanecen 20 Años y celebran el cuarto "Fuego Nuevo".
    Ahí sufrieron la dominación de los de Aculco y fueron hechos prisioneros junto con Huitzilihuitl " El Viejo" ( señor principal de los Mexicas ). Coxcoc, señor de Culhuacan, los tuvo como vasallos 4 Años. Los Aztecas fueron los últimos nahuas en llegar al valle de México, que estaba ya bajo el dominio de los monarcas de Azcapotzalco, donde pidieron refugio, con la autorización de estos, en Chapultepec. Después en Tizapan y en diversos sitios del lago de Texcoco, hasta fundar Tenochitlan, que también se llamo México, voz derivada de Mexitl, expresión con que se designaba así mismo al Dios principal: Huitzilopochtli. Mexitl parece provenir de la voz Metztli, la luna, y Xictli, centro u ombligo, de modo que México era figuradamente: La Ciudad que esta en medio de la Luna ( o del Lago), y no de el ombligo como muchos piensan. Desde un principio los demás pueblos vieron con malos ojos a los Aztecas, por sus actos barbaros, robos, y su actitud sanguinaria; en éste tiempo su situación era económicamente miserable. En esta época los Aztecas seguían divididos entre Ellos mismos, un grupo se separo y fundo el pueblo de Tlatelolco, que fué rival de tenochitlan por algunos años, hasta que los habitantes de esta misma lo anexaron a su dominio.

     


    • "En Busca de la Libertad"


    En busca de su libertad los Aztecas combaten a favor de Culhuacan contra los Xochimilcas, llevando como trofeos de guerra costales de Narices y Orejas al Señor  Culhuacano. A su llegada a los Lagos los Aztecas hicieron toda clase de ezfuerzos para evitar las Guerras, conservándose a distancia de las tierras ocupadas. Las cronicas hacen pocas referencias de los pueblos que ya existían en el Valle, y su propia entrada fué casi inadvertida por los demás. Pero ahi estubieron bajo el dominio de Aculco, allí vivieron felices por casí una generación; sus vecinos eran comunidades pequeñas pero prósperas, de tal manera que el conflicto era inevitable. los Aztecas comenzaron la lucha por que sus jóvenes remontaron el Lago hasta Tenayuca, para invadir y robar mujeres, método para hacerse de prestigio. Sus vecinos mas poderosos se irritaron y llevaron a cabo una expedición en la cual tomaron parte los Xochimilcas, tepanecas y Culhuas. El resultado fué debastador para los Aztecas que tubieron que ir a vivir a Culhuacán para optener protección de Coxcoc ó Cóxcox (el nombre difiere entre Autores), el resto escapó al Lago; donde elgunos islotes bajos ofrecián refugio. Pero la gran mayoria permaneció en Tizapán.

    Coxcoc se vio envuelto en una guerra con Xochimilco y llamó a los vasallos en su ayuda. Cuando los Aztecas llegaron al campo de batalla se precipitaron al ataque y tomaron no menos de treinta prisioneros, que cada uno de los cuales cortaron una oreja con sus cuchillos de obsidiana, antes de enviarlos a la retaguardia. Después de la lucha Coxcoc pronunció un discurso alabando el valor de sus fuerzas al tomar tantos prisioneros; pero echó en cara a los Aztecas el haber regresado con las manos vacías. Los vasallos esperaron hasta que su señor terminará de hablar y entonces le preguntaron por que a cada prisionero le faltaba una oreja. Ante el asombro de los Culhuas por esta circustancia extraordinaria, los Aztecas abrieron sus bolsas y mostraron las orejas que faltaban, demostrando sin posibilidad de dudas la magnitud de su hazaña.

    El prestigio de los Aztecas subio tanto, que se presentaron ante su Señor, Coxcoc, y le pidieron a su hija para mujer de su jefe, a fin de que pudieran fundar una dinastía. Coxcoc accedío a su petición y los aztecas quedaron tan agradecidos que sacrificaron a la infortunada joven y con su piel cubrireron a un sacerdote, para caracterizar a una diosa de la naturaleza, Toci. Después, con tal carencia de tacto, invitaron al padre a la ceremonia. Este, que esperaba una celebración matrimonial, quedó completamente horrorizado y llamó a sus guerreros para que exterminarán a los Aztecas, quienes inmediatamente huyeron al lago para reunirse a sus hermanos que ya estaban establecidos allí. A mediados del siglo XIV había dos comunidades en las islas: Tenochitlan y Tlatelolco.

    Siguen alrededor de la cuenca de México buscando un sitio  donde establecerse, hasta que por mandato de su dios ( Hutzilopochtli) se quedan en un islote donde la señal de su dios aparece ante ellos: Un Aguila devorando una Serpiente sobre un Nopal".
    Este sitio estaba entre dos islas en medio de el Lago Texcoco, ahi se fundaría la Ciudad de Tenochitlan en el Año 1325 d.C.
    Como era de suponerse el inicio de la ciudad fué miserable, ya que se mantenía bajo el señorío de Azcapotzalco, que dominaba toda la cuenca de México. El primer Rey Azteca ( Tlatoani ) fué el decendiente Culhuacano de Dinastias Toltecas; tanto éste gobernante como los dos siguientes Huizilihuitl (1396-1417) y Chimalpopoca (1417-1427 ), estuvieron aún sometidos a los Señores de Azcapotzalco.
    Los Aztecas de un espíritu indomíto, se dedicaron a la pesca, la agricultura y el comercio.
    Toca pues a Itzcoatl ( 1427-1440 ) la decicion de independizar a Tenochitlan del dominio de Azcapotzalco, entonces se creo la "Triple Alianza", que formada por Netzahualcoyoc Señor de Texcoco y Tlacopan o Tacuba, con esta triple Alianza logran derrotar a Atcapotzalco. Pero detras de las grandes decisiones de Itzcoatl que llevaron al triunfo Azteca,  la formacion de la Alianza y las reformas posteriores  se encuentra un Hombre muy importante: Tlacaelel Hermano de Moctezuma Llhuicamina.
    IndioDespués de la derrota, los Aztecas comienzan una Expansión en todas direcciones y extendiendo su dominio considerablemente. Entre los Aztecas no existia el Alcoholismo, si no hasta después de la caída de el Imperio; existian grandes castigos para aquellos que lo consumian y los unicos que lo podian usar eran aquellos que su vida estaba básicamente terminada, pero jovenes y personas de Edad media tenían estríctas barreras sociales contra el uso de éste.
    volviendo a Tlacalel quien tuvo una poderosa influencia en Gobernantes como Itzcoatl, Moctezuma Llhuicamina ( 1440-1469 ) Axayacatl ( 1469-1481 ) Tizoc ( 1481-1486 ) Ahuizotl ( 1486-1502 ). se puede decir que bajo el mando de Tlacatelel ocurrío la mayor expanción del Imperio Azteca y que los siguientes Gobernantes solo siguieron sus pasos.
    Los Gobernantes a los que les tocaría de lleno la Conquista Española fueron: Moctezuma II ( xocoyotzin, 1502-1520 ) Cuitlahuac ( 1520 ) y Cuauthemoc ( 1521-1525 ).
    largo fué el camino, pero brillante la trayectoria desde la Tribu miserable y harapienta que peregrinara por 150 años hasta el asentamiento de uno de los Imperios mas poderosos de Mesoamerica.

     


    • "Rumbo a Tenochitlan"


    Cuando los Españoles tocan tierra en mexico no por primera vez sino con una expedicion mejor organizada y al mando de Hernán Cortés, la expedicion tocó tierra en Febrero de 1519 en la Isla de Cozumel, de ahi se expandieron y así se establecio el Primer Ayuntamiento en Mexico, en la llamada Villa Rica de la Vera Cruz, y se designó a Cortes como justicia mayor y capitán General, desligado por ello de Diego Velazquez (quien era a su vez el Gobernador de la isla Española y Cuba, con quien emparentó al contraer nupcias con Catalina Juarez, hermana de la esposa de Diego Velazquez.), y con una autoridad propia que se fundaba en el mandato de los habitantes del pueblo nuevo.

    Los españoles mas viejos o enfermos (que llegaban al numero de 150) quedaron en Veracruz mandados por Juan Escalante. Con los demás emprendió Cortes la marcha hacia Tenochitlan, llevaba cerca de 200 cargadores totonacas (todo ésto después de haber entablado una guerra con ellos en la cual 30 pueblos totonacas hicieron alianza pacífica con el Conquistador y quedaron como súbditos de el Rey de España.) y varios centenares de guerreros indígenas aliados(indígenas Cubanos y algunos Africanos), con quienes avanzó hacia el interior.

    Vio cambiarse pronto los paisajes tropicales por los de la tierra fria, que hizo daño a los indios de Cuba. Cortes observo así mismo como multitud de Señorios estaban sujetos al Tlacatecuhtli Azteca y de que clase era esa sujecion. Los hechos era demasiado elocuentes y se pregunto: ¿ Quien no es vasallo de Moctezuma ?

    Desde un principio mandó Cortes varios enbajadores indios a Tlaxcala, con obsequios castellanos e invitación para arreglar una Alianza; pero su tardio en contestar hizo que Cortes siguiera su rumbo sin
    aguardarles. En Teoca, varios grupos de guerreros Otomies aliados a los Tlaxcaltecas, ofrecieron resistencia a los Españoles, pero fueron vencidos. Vueltos al fin los embajadores a Cortes imformaron que Tlaxcala, aislada en su valle, por el acozo Azteca, no quería responsabilisarze por el ataque Otomí; que en realidad obedecía a un plan doble segun en el cual combatirían a los aliados Otomies, y después, como lo hicieron en efecto, los propios Tlaxcaltecas, dirigidos con Bravura por Xicotencatl contra los Españoles.

    Sin embargo, éste plan estaba destinado al fracaso por su falta de técnica militar adecuada que era común a todos los demás indígenas y ademas por la superioridad de las armas Europeas. Quinientos castellanos fueron suficientes para vencer miles de indios, por que de estos solo combatian los que estaban el las filas delanteras, y eso sin orden ni cordinacion en los movimientos. Por ello Xicotencatl no tubo mas remedio que rendirse, y el 23 de Septiembre de 1519 entraron los Españoles a Tlaxcala, que reconocio el dominio hispano, lo mismo que Huejotzingo.

    representación del gatoAsí que ahora podemos entender porque la Conquista fué posible por solo un puñado de Españoles, y es explicable la razón por la cual Tenochitlan fué conquistada; varios factores influyeron en la Conquista, fueron factores que los Españoles utilizaron a su favor y tal vez es cierto el dicho que dice:

       " La Conquista la hicieron los Indios ".

     

    Tal vez suene exagerada pero es una verdad latente, ya que durante el sitio y la posterior caída de Tenochitlan 250 mil Indios luchaban al lado de los Españoles, quienes a su vez utilizaron armas bélicas que desconocían los Indígenas; una tegnología más avanzada en la cual se empleaban las Espadas, Armaduras, Lanzas, Ballestas, son solo algunas de ellas que dieron gran poder a los Conquistadores, pero tal vez las más importantes fueron Las Armas de Fuego y los Caballos.
    Las grandes diferencias entre las distintas Tribus de la región que se encontraban profundamente divididas y fué uno más de los factores que dieron a los Españoles ventaja; ya que se vieron privadas de la ventaja numérica, única ventaja que tal vez hubiera podido oponer con éxito a los Invasores.
    Pero resultaba imposible que las Tribus se unieran a sus opresores para combatir a los Invasores, así que no fué difícil  la Alianza de los Españoles con estas tribus.
    Pese a la resistencia indígena durante toda la Etapa Colonial, no cabe duda que después de la caída de Tenochitlan las otras comunidades se sometieron.
    Así que después de unos Años de la Conquista se dio un fenómeno histórico que tendrá consecuencias hasta nuestros días:

       " El Mestizaje "

    Que dio paso a la gran personalidad especial de nuestra Identidad Nacional.

     

     


    • "Fusion de Elementos "


    La cultura que los Españoles y los Portugueses implantaron en el "Nuevo Mundo" (nombre que se le otorgó a Mexico por los Conquistadores) no podia mantenerse igual o idéntica a la de su origen, las culturas indias ejercieron su influencia en los Europeos; surgiendo una mezcla de Culturas que duran hasta nuestros días. La conquista hizo desaparecer la Religion, las Artes, la Ciencia (donde la habia), la Escritura ( entre Mayas y Aztecas), pero sobrevivieron muchas tradiciones locales en la vida cotidiana y doméstica. Los conquistadores y colonizadores trajeron a el Nuevo Mundo el trigo, el arroz, el café, la naranja, la manzana, la pera, el durazno, o melocotón, el higo, la caña de azúcar, entre otras plantas; trajeron el Caballo, la vaca, el cerdo, el carnero, la gallina; importaron de Africa el banano, el ñame y la pintada o gallina de guinea.

    Los Aztecas utilizaban el lenguaje Náhuatl, y para comunicarse por escrito usaban Figuras que simbolizaban ideas, números, o representaban hechos o fechas importantes.
    Las Esculturas que adornaban los templos y otras costrucciones son unas de las mas elaboradas en toda América. Su propósito era de satisfacer a los Dioses y lo mostraban en cada una de ellas.
    Muchas de las Esculturas reflejaban la presencia de los Dioses y su participacion en la vida diaria.
    La escultura mas fomosa ( que sobrevive hasta nuestros días ) es el Calendario Circular de Piedra, mejor conocido como el " Calendario Azteca " que representa el Universo Azteca.

    Calendario en colores

     


    "El Calendario Azteca"


    El Calendario es evidencia de los conocimientos de Matemáticas y Astrología que los Aztecas tenían, el calendario contiene las figuras o imagenes de sus días, Meses y Soles( Ciclos Cosmicos ).
    El calendario es 3.6 metros de diámetro y pesa al rededor de 24 toneladas métricas, tomó 52 años para completarlo de 1427-1479; se cree que duró éste período debido al uso de herramientas de piedra.
    El calendario Azteca es 103 años mas viejo que el Calendario Gregoriano, que es usado a nivel mundial hoy. El calendario estaba colocado en el tope del Templo Principal en Tenochitlan, Capital del Imperio Azteca. El Calendario estaba colocado al Sur en posicion vertical y estaba pintado en rojo vivrante, Azul, Amarillo y blanco.
    El calendario fué enterrado por los Españoles cuando Conquistaron Tenochitlan, el calendario estuvo perdido por 250 años; hasta diciembre de 1790 cuando fué encontrado por accidente cuando se realizaban reparaciones a la Catedral (que se encuentra asentada en el lugar que antes fuera la Capital de  Imperio Azteca en el centro de Tenochitlan). Hoy se encuetra en el Museo Nacional de Antropología en Mexico.
    La Cara de Tonatiuh esta en el centro del calendario, al rededor de la cara se encuentran cuatro cuadros que representan los cuatro Movimientos (conocidos tambien como los Cuatro Soles, o Cuatro Mundos),
    que representan los diferentes " Fines "( la Forma en que los Mundos terminaron ), primero por Animales salvajes, después por Vientos, por Fuego y por ultimo por Inundaciones. Los Aztecas creian que vivian en el ultimo Mundo.
    El siguiente  circulo muestra Veinte recuadros, cada uno contiene el nombre de los Veinte días de el mes Azteca:

    • Coatl

    • Cuetzpallin

    • Calli

    • Ehecatl

    • Cipactli

    • Xochitl

    • Quiahuatl

    • Tecpatl

    • Ollin

    • Cozcacuauhtli

    • Cuauhtle

    • Ocelotl

    • Acatl

    • Malinalli

    • Ozomantli

    • Itzquintli

    • Atl

    • Tochtli

    • Mazatl

    • Miquiztli

    El Año azteca consiste de 18 meses, cada uno contiene 20 días, y cada mes tenia un nombre propio; así que ésto cubre los 360 días ( 18X 20). Cinco puntos fueron adheridos al circulo, que son conosidos como: " Nemontemi " y que son los días de Sacrificio.
    El siguiente circulo esta compueto de cuadros o secciones con Cinco puntos, probablemente representan las Semanas con Cinco días. después hay ocho Angulos que dividen el calendario en Ocho partes, que representan los Rayos del Sol orientados hacia los puntos Cardinales.
    En la parte baja de el Calendario, dos enormes Serpientes encierran el Calendario y se encuentran Cara a Cara. Sus cuerpos son divididos en secciones donde estan marcados los Ciclos de 52 anos.
    Un cuadrado esta tallado entre las colas de las Serpientes, en el cual se encuentra la Fecha 13 Acatl.
    Esto corresponde a 1479, el Año que el Calendario fué terminado.
    Ocho hoyos aparecen esparcidos igualmente en la orilla de el Calendario. en el cual los Aztecas colocaban palos en estos hoyos para que la sombra cayera sobre las figuras de el calendario, ésto hace creer que se usaba tambien para determinar el tiempo Solar.

      


    "Nombres y Naturaleza de los Dioses"


    • Tonacatecuhtli : Señor de nuestra Subsistencia, Dios Creador.

    • Quetzalcóatl : Serpiente Emplumada, Dios del Cielo, Dios del Saber.

    • Tepeyolohtli : Corazón de las Montañas, Un Dios de la Tierra.

    • Huehuecóyotl : Coyote Viejo, Chismoso, antiguojpg Dios tribal de los Otomíes.

    • Calchiuhtlicue : Señora del Manto Enjoyado, Diosa del Agua.

    • Teccztécatl : El del Caracol marino, Dios de la Luna.

    • Tláloc : El que hace germinar las cosas, Dios de la Lluvia.

    • Mayahuel : La de la planta del Maguey, Diosa del Pulque, y de la Fecundidad.

    • Xiuhtecuhtli : Señor del Año, Dios del Fuego.

    • Mictlantecuhtli : Señor de la región de la Muerte, Dios de la Muerte.

    • Xochipilli : Principe Flor, Dios de la Primavera y las Flores.

    • Patécatl : El de la Tierra de la Medicinas, Dios de la Medicina.

    • Tezcatlipoca : Espejo Humeante, Gran Dios Ave.

    • Tlazoltéotl : Diosa de la Inmundicia, Madre de la Tierra.

    • Xipe Tótec : Nuestro Señor el Desollado, Dios de las Siembras.

    • Itzpapálotl : Mariposa de Obsidiana, Diosa Estelar.

    • Xólotl : Dios Mostruoso.

    • Chalchuhtotolin : Enjoyada, Dios de la Semana.

    • Chantico : En la Casa, Diosa del Fuego Doméstico.

    • Xochiquétzal : Flor de Plumas, Diosa de las Flores.

    • Tonatiuh : El Sol, Dios Solar.

    • Llamatecuhtli : La Vieja Princesa, Antigua Diosa de la Tierra.

    • Centzon Mimixcoa : Los del 400 del Norte, Dioses Estelares del Norte.

    • Tzitzimime : Moustruos que decienden de lo Alto, Dioses Estelares.

     


     Quetzalcoatl  (El dios el Viento).


    Quetzalcoatl fué conocido desde tiempos anteriores y era considerado como una divinidad del Viento,
    en la leyenda Tolteca se le dio una mezcla de caracteristicas humanas y sobrenaturales.
    Y su nombre fué usado por Reyes y Sacerdotes, por ello se deven hacer distingos precisos.
    En la Leyenda Tolteca quetzalcoatl fué un predicador o reformador religioso que predico con una conducta diferente, por lo cual entro en choque con el Sacerdicio de Tezcatlipoca, el cual lo vencio y lo expulso de Tula.
    Se cree tambien que esta lucha se produjo por las diferencias que existian entre el mismo pueblo, las diferencias se cree que era Sociales y Economicas; ya que los Olmecas eran quien poseian la mejor situacion y cultura, mientras que los Nahuas eran mas pobres y su tradicion religiosa era mas primitiva.
    Se supone que Quetzalcoatl se marcho de Tula en compañia de sus discipulos y prometio segun la Leyenda que algun dia regresaria por el Oriente.
    Llegando a la costa se combirtio en la Estrella matutina.
    Otra leyenda mas cuenta que al retorno del mismo ( en la cual se decia Blanco y Barbado) influyo en la mentalidad después al tiempo de la Conquista, ya que decian que Cortes era la reencarnación de Quetzalcoatl.
    Después que un pequeño grupo de Toltecas emigraron hacia el sureste y su influencia se registro en el area Maya, en donde Quetzalcoatl fué nombrado con el nombre de Kukulcan.
    Pero no solo fué éste el nombre con el cual se le conocio, si no que es solo uno de los nombres que se le dieron con el paso de el tiempo y las culturas que lo adoraban.
    Entre los nombres que se le atribuyen estan:
    Dios del Viento, Dios de la Vida, El planeta Venus y el Dios de los Gemelos.
     

    Quetzalcoatl
    Ehecatl
    Tlahuizcalpantecuhtli
    Ce Acatl
    Xolotl

     

     


    • Los pueblos jamas conquistados.


    Los Aztecas se expandieron en todas direcciones y lograron controlar a muchas culturas indias que tenían que pagar tibutos a el gran Imperio Azteca, pero hay tambien aquellos que nunca sufrieron del yugo tenocha: Los Tarascos y los Tlaxcaltecas. Los Tarascos o Michuacas, como los Aztecas les llamaban; aunque ellos se denominaban propiamente Purepechas; Acosados por poderosas culturas, los Tarascos defendieron su Autonomia con ingenio y valor ya que todos los ataques fueron rechazados, se independizaron tanto que hasta nombraron su propia lengua: Huchaanapu, que quiere decir: La de nosotros, como para significar que no tenían ningun parentesco con los demás pueblos. Podemos decir que los Aztecas y los Purepechas procedian de Chicomostoc (lugar de las siete cuevas), y que habian sido compañeros de los Aztecas durante la Peregrinacion, desde la region de los Lagos hasta el Norte, donde se separaron (segun las leyendas y algunos Cronistas posteriores a la Conquista) de los Aztecas cuando estos les robaron las ropas a los Purepechas cuando estos se bañaban. Así que tomaron la determinacion de asentarse en esa region y mudar su lengua, para que no se les confundiera con los Aztecas. Otra version dice que los tarascos fueron objeto de burla de los Aztecas cuando se separaron de sus ropas para tejer las balsas con que pretendian atravesar los Lagos, y en vista de ésto optaron por quedarse en ese lugar.
     

     


    • La Formacion del Matrimonio.


    En la Sociead Azteca la formacion de la Familia estaba formada primero por el matrimonio en el cual el Varon solo podia tener una esposa, que era la legitima y era llamada "Cihuatlantli" , con quien se casaba con todo el ritual correspondiente, pero podia tener tantas Concubinas como pudiera sostener, ésto quiere decir que tantas como pudiera mantener; pero con estas no se realizaba el ritual matrimonial. Se dice que Moctezuma II tenia 150 Concubinas, lo que producia que los Señores y altos Jefes tubieran muchas concubinas y cuando un Indio común se queria casar, apenas encontraba mujer, habia poco de donde escojer. La edad ordinaria para contraer matrimonio era entre los 20 y los 22 años mas o menos, no podia casarse padres con hijos, ni padrastrosy entenados, ni hermanos entre si. Para casarse el joven necesitaba el permiso de sus maestros del Calmecac o de el Telpochcalli, ésto se optenia cuando los padres ofrecian un Banquete de acuerdo a sus recursos. Mas tarde, los padres del novio se dirigina a los padres de la novia a traves de unas Ancianas, quienes llevaban la peticion. Era la costumbre que la primera vez se negara la peticion, y mas tarde se contestaba con la aceptacion o la negativa formal. Pero entre los Plebeyos se hacia mas frecuente la union libre, y después de tener los recursos adecuados; se efectuaba la ceremonia. En la ceremonia nupcial, los Novios se sentaban uno frente al otro (situados junto al fuego), donde intercambiaban vestidos y se daban de comer entre si, como simbolo de ayuda mutua para el futuro. El divorcio era conocido para los Aztecas, pero para que fuera valido tenia que haber sentencia judicial, por medio de éste; los contrayentes podian volver a casarse.

     


    • El juego de pelota "Tlachtli".


    El juego de pelota, tlachtlí, se jugaba en un patio que tenia forma de "H" acostada. A ambos lados del tavesaño de la H se extendían los muros y en el medio de cada uno se insertaba verticalmente un anillo de piedra o de madera, a diferencia de la posición horizontal del aro en el juego del baloncesto que hoy conocemos. Los jugadores trataban de pasar a través de éste anillo una pelota de hule macizo, a la cual sólo le podían pegar con los codos, las caderas o las piernas. Debe de haber habido otros métodos de señalar los puntos además del antes mencionado, pues éstos, naturalmente, raras veces se lograban; tan así que cuando tal sucedía los jugadores y sus partidiarios tenían el derecho de despojar de sus ropas a los contrarios. éste deporte se jugaba por todas partes, pues se han encontrado lugares donde se practicaba desde la republica de Honduras hasta el sudeste de Arizona; y tiene un interés especial para todos nosotros por que la primera descripcion del hule, tan importante en nuestra economia moderna, fué hecha cuando Oviedo escribió en el siglo XVI acerca del juego y de la pelota que se empleaba en sus practicas.

     


  • Moctezuma y la hechicería.


  • Los años previos a la conquista española habían estado llenos de presagios que para los aztecas estaban llenos de malos presagios para el futuro. parece haber existido una parálisis en el ambiente que afecto en grande a los mismos, ya que moctezuma el caudillo guerrero y aficionado a la hechizería, tuvo una experiencia que, se cree, turbó y desalemto completamente su ánimo. Él y Nezahualpilli, cacique de Texcoco, se enfrascarón en una discución acerca de las capacidades respectivas de sus propios adivinos, que no era mas que un tipo de rivalidad que existía entre ellos, pues el texcocano sostenía que las tierras de Anáhuac iban a ser gobernadas por extranjeros. Tan convencido estaba Nezahualpilli de lo acertado de sus interpretaciones, que apostó su reino por tres guajolotes, decidiendose el resultado en un juego de pelota ritual con Moctezuma. Moctezuma ganó lo dos primeros juegos, pero Nezahualpilli ganó los tres últimos seguidos, la derrota debe haber sido muy descorazonadora para Moctezuma, no sólo por que tenía tanto que temer al futuro, sino también por que sus propios expertos habían sido tan poco afortunados. Siguieron, en rápida sucesión, una serie de eventos y fenómenos que simbolizaban todos los mensajes de una calamidad próxima. Todo el año fué vista, a medianoche, una columna de fuego; dos templos fueron destruidos; uno por un fuego súbito y el otro por un rayo que no cayó acompañado del trueno. Se vio un cometa durante el día y, de pronto, se levantaron olas de fuego en el lago Texcoco. Un sexto signo fué una voz de mujer que gritaba: "Estamos perdidos, hijos mios." Aparecieron varios monstruos que fueron traídos al jefe, para desaparecer inmediatamente que él los hubo visto. Pero lo más siniestro de todo fué una ave traída por algunos cazadores: ésta tenía en su cabeza un espejo que reflejaba los cielos, y, al momento que Moctezuma se asomóa él por segunda vez, decubrió un ejército. Cuando el cacique trajo a sus adivinospara dar fe de estos augurios y para que explicara su significado, el ave escapó. Por mas que nos parescan absurdos estos eventos, para la población del Valle de Mexíco debe haber tenido los efectos más alarmantes. En consecuencia, el estado de ánimo del pueblo era particularmente propicio para aceptar rumores que se colaban del sudeste y que hablaban de monstruos de cuatro patas con cuerpos de humano que les brotaban del lomo. A medida que estos seres extraños subían de las costas, los espías y embajadores de Moctezuma comenzaron a regresar con imformes más precisos de su naturaleza. Los españoles desembarcaron en 1519 en el lugar donde hoy está Veracruz. Los españoles resistieron también la hechicería cuando Moctezuma la aplicó seriamente; sin embargo, la brujería era, de acuerdo con los puntos de vista de los aborígenes, en el mejor de los casos, una arma de dos filos, y así es dudoso que éste fracaso haya tenido otro resultado que reforzar la actitud psicológica de los indígenas respecto a la calidad sobrenatural de los españoles.

     Simbolo por: Mario de la Paz

    "Breve Vocabulario Castellano-Náhuatl"

    La Economía Azteca.


    El sistema social azteca proporcionaba medios para que la gente pudiera vivir reunida armoniosamente en número considerable. La economía doméstica y tribal de los aztecas ofrecía alimento, habitación, útiles de trabajo y vestido, cosas a las que el hombre debe en gran parte su posición dominante sobre la tierra. La medida de una sociedad humana puede estimarse por las relaciones entre la organización del pueblo mismo y el uso de los materiales para costrucción de casas y para equiparlas. La economía azteca tenia la sencillez básica de su organización social, así como la misma flexibilidad expansiva a fin de satisfacer las necesidades de una población en aumento. La agricultura era la base de la vida azteca y el maíz era la planta alimenticia por excelencia. El cultivo de las plantas aseguraba un abastecimiento social de alimentos cerca de la mano, que no estaba sujeto a los problemas que ofrecia la caza, y por lo tanto daba al los aztecas la oportunidad de pensar en el mañana con mas seguridad. El sistema del Clan reconocía que los frutos de la tierra eran para el sostenimiento de la comunidad, por lo tanto era logíco que la misma comunidad poseyera y administrara la tierra que sostenia sus miembros. El consejo central dividía la tierra entre los clanes, y los caciques de cada una de ellas distribuían la racciones, a los jefes de familia quienes a su vez la distribuían justa y eqitativamente entre la familia. Pero se reservaban zonas para el sostenimiento del jefe y el personal del templo, para los abastecimientos de guerra y pagos de tributo todas ellas trabajadas en comunidad, aunque sin duda también con esclavos. Al la muerte de alguno de los encargados de la tierra, pasaban a manos de sus hijos, y si moría sin decendencia la propiedad volvía al clan para que se volviera a distribuir, como sucedia lo mismo si el propietario no plantaba nada en un período de dos años. Sin embargo en el Valle de México éste sistema dio lugar a desigualdades. La creciente poblacíon de los grupos del Valle agotó toda la tierra disponible, y las familias y clanes no tenían oportunidad de ni manera de expander sus propiedades agrícolas. Una parcela que producía abundantes productos para una familia pequeña ofrecía muy poco para una familia grande. Las variaciones normales en la riquezas del suelo tenían que dar lugar a injusticias semejantes. Bajo estas condiciones los jefes y sacerdotes que vivían de las tierras públicas vivían en mejores condiciones que el ciudadano ordinario, cuyas pertenencias tendían a disminuir de generación en generación. Los tenochas, quienes llegaron más tarde al Valle, en una época en que la tierra había aumentado de valor, tuvieron dificultades; y forzados a retirarse a las islas del Lago, resolvieron el problema de la tierra de la misma manera que lo hicieron los chalcas, y los xochimilcas, en el Lago de Zumpango. Este método consistió en crear "chinampas", los llamados "jardines flotantes". Las chinampas eran islas artificiales creadas de juncos y raices de árboles que se unían fuertemente a la tierra. El agua corría entre los estrechos fozos, convirtiéndolos en canales. Siempre se agregaba lodo fresco antes de las siembras, de tal manera que la fertilidad de la tierra se renovaba costantemente. De esta manera los tenochas y sus vecinos convertían de esta manera grandes secciones pantanosas, de otra manera improductivas, que se anegaban en la estación de las lluvias, en una red de canales y de campos cuya fertilidad sólo puede ser comparada con la de las tierras del Nilo, inundadas por el rio. La agricultura en chinampas se practica en la actualidad en los distritos de Xochimilco y de Chalco, donde se cultiva la mayoria de las legumbres para la moderna metrópoli de México. Los habitantes hablan aún la lengua azteca de sus antepasados, y ocupan la misma tierra, renovándola cada año con los mismos métodos empleados en la época de los aztecas.

     


  • Hernán Cortés.


  • Nació en Medellín, Extremadura, en 1485, y murío en Castilleja de la Cuesta en 1547. Sus restos se encuentran en el Hospital de Jesús, fundado por él en la ciudad de México. Hijo de Martín Cortés y doña Catalina Pizzaro.

     


  • Malintzin.


  • Nació en Painalá, cerca de Coatzacoalcos, hija de un cacique feudatairo de los Aztecas, pero cuya madre había vuelto a casarse al morír él, de donde nacío un hijo de este matrimonio y para que no se disputaran los derechos de este fue entregada a unos indios de Xicalanco. Habían decidido matarla pero al haber muerto la hija de una esclava le hicieron creer a todos que era ella. Los mercaderes a su vez la vendieron a indígenas de Tabasco. Fue esclavizada y conducida a Tabasco donde a su vez fue entregada a Cortés despues de una batalla llevada a cabo en la desembocadura del rio Grijalva, donde fue entregada junto con 20 doncellas que después de ser bautizadas fueron repartidas entre los Capitanes. Su nombre era "Malinalli" y en el bautizmo recibió el nombre de Marina, se le conoció también con el nombre de Malintzin; nombre dado por los indígenas debido a su nombre después del bautizmo. Después fue conocida como "Malinche" nombre dado por los españoles al trasformar el vocablo, este mismo nombre llegó a dársele a Cortés por vérsele con ella, quien le servía de intérprete por sus conocimientos del Maya y del Náhuatl.

     

    Centro Aztlán Chicomoztóc

    Escrito por centroaztlan 18-04-2007 en General. Comentarios (8)

    Aztlán: ruta de venida y de regreso

     

    http://centroaztlan.blogdiario.com/img/aztlan.jpg 

    Por Miguel León Portilla

    Pdf

    Las tierras occidentales más norteñas de la República tienen el lustre de lo edénico: el primer grupo de hombres y mujeres que se identificó a sí mismo como mexicanos vino de allá. Miguel León-Portilla hace la arqueología de esa ruta y arriesga una teoría sobre la naturaleza de su encanto.

          Muchos antiguos relatos en náhuatl hablan de Aztlán (Aztlan), "Lugar de garzas", y de Chicomóztoc, "El de las Siete Cuevas", como lugar y patria de origen de los mexicas o aztecas, ubicado por ellos en el norte. Escuchamos la antigua palabra: Ínic hualquixóhuac Teocolhuacan Aztlan ca tel mochi nican móttaz.

         Así salieron del antiguo Colhuacan, de Aztlan, todo esto aquí se verá.

         Los nahuas pensaban además que Aztlán-Chicomóztoc no había desaparecido. En tiempos de Moctezuma (Motecuhzoma) Ilhuicamina, a mediados del siglo XV, su consejero Tlacaélel le propuso enviar una expedición a ese lugar. Según lo refiere el cronista Diego Durán con apoyo en antiguos testimonios, los embajadores de Moctezuma llegaron a Aztlán. Allí se encontraron con Coatlicue, la diosa madre del poderoso Huitzilopochtli. De regreso, informaron a Moctezuma Ilhuicamina:

         Señor, nosotros hemos cumplido lo que nos mandaste y tu palabra se pagó con haber visto lo que deseabas saber, y hemos visto aquella tierra de Aztlan y de Colhuacan, donde habitaron nuestros padres y abuelos y traemos de aquellas cosas que allá se dan y crían.

         Fue ése un viaje a Aztlán, realizado en el mito por descendientes de quienes mucho antes habían salido de ese lugar. Aquel paraje no era tierra habitada por gente de cultura primitiva. Los enviados de Moctezuma probaron esto presentándole:

         Sartas de mazorcas frescas y las sartas de semillas y rosas, de todas diferencias que en aquella tierra se crían, y tomates, chile y mantas de fibra que aquella gente las criaba y bragueros.

         Hasta aquí hemos escuchado la palabra del mito: salida y retorno, evocaciones siempre de Aztlán, "Lugar de las Garzas", Chicomóztoc, "El de las Siete Cuevas", y también Culhuacan, "El Cerro Encorvado".
         

         Oigamos ahora la otra palabra. La de los arqueólogos y etnólogos, a partir de los trabajos pioneros en el Noroeste de México de Carl Lumholtz entre 1894 y 1897, seguidos por los de Manuel Gamio en 1908-1909, y ampliados en el Suroeste estadounidense por un gran número de investigadores, entre ellos Emil W. Haury, Carl Sauer, Charles Kelley, Charles C. DiPeso y muchos más.
         

         Es verdad que todos ellos coinciden en que hay mucho por investigar en relación con ese Norte, o mejor Noroeste, acerca del cual la palabra del mito dice que de allí salieron los mexicas y otros pueblos hablantes del náhuatl. Pero también es cierto que todos coinciden en algo muy importante. Afirman que, desde los tiempos de Teotihuacan (siglos III-VIII d.C.), y aun desde antes, más allá de la gran zona cultural de Mesoamérica, situada en el centro y sur de México, muchos habitantes de esas tierras norteñas participaban en importantes logros culturales de los mesoamericanos.
        

         Esto lo afirman por la evidencia de sus hallazgos arqueológicos y etnológicos. Desde algunos siglos antes de la era cristiana, la cultura del maíz había penetrado más allá de Mesoamérica, en el norte de México y en Nuevo México, Arizona y California. Asimismo han comprobado la producción de cerámica y el tallado de la piedra en pequeñas esculturas, también desde antes del primer milenio después de Cristo. El cultivo del algodón fue otro desarrollo asimilado de Mesoamérica en fechas tempranas. Gente de cultura Hohokam y Anasazi, en Arizona, y los Zunis, Hopis y otros indios Pueblo tenían un temprano urbanismo y juegos de pelota desde unos ochocientos años también después de Cristo. Notable hallazgo arqueológico en el área Hohokam fue el de una escultura del tipo de los Chac Mool, deidad de la lluvia en Mesoamérica. Los que allí vivían hilaban y producían textiles, así como adornos de plumas. Una gran riqueza de piezas de cerámica policromada, halladas en sitios como Casas Grandes, en Chihuahua, y en muchos otros lugares al norte, dan testimonio del refinamiento alcanzado por los habitantes de Aztlán.
         

         Provenientes ya del segundo milenio d.C., numerosas campanitas de cobre han aparecido asimismo en lugares de lo que son hoy el Suroeste estadounidense y el Noroeste mexicano. Todo esto es prueba de que existía un intercambio comercial con Mesoamérica.
         

         Veamos ahora lo que la etnología nos revela. Hay una clara relación entre deidades mesoamericanas y norteñas, como los kachinas y la efigie de Tláloc, la serpiente emplumada con cuernos y Quetzalcoátl, la idea de los rumbos cósmicos asociada a diversos colores, y numerosos rituales, entre ellos ciertas danzas y otras ceremonias.
         

         Las investigaciones lingüísticas son también elocuentes. Gracias a la glotocronología sabemos que la familia yutonahua comenzó a diferenciarse y a dispersarse desde el tercer milenio a.C., en una región cercana a los límites de Arizona y Sonora. Muchos de los grupos hablantes de lenguas yutonahuas quedaron en el Suroeste estadounidense, y otros entraron en el Noroeste mexicano y hasta el centro de México. Entre los primeros están los luiseños, cupeños y monos, y otros en California, y los hopis y págagos en Arizona, y algunos más en Nuevo México, así como en el noroeste mexicano, entre otros, los ópatas, yaquis, tarahumaras, tepehuanos, coras y huicholes. Los nahuas se asentaron en diversos lugares desde el sur de Durango, Zacatecas y Sinaloa hasta el centro de Mesoamérica y otras regiones del sur. Por otra parte, no debe olvidarse la presencia de pueblos no yuto-nahuas, como los de las familias atapascana (navajos y apaches) y de la hokana (cucapás, seris y las varias ramas de los pai), no pocos de ellos presentes hasta hoy en ambos lados de la actual frontera internacional.
         

         La lingüística es así otra prueba de la interrelación de los yuto-nahuas, desde la mítica Aztlán hasta el centro de México. Las rutas de intercambio de los pochtecas o mercaderes habían contribuido a su expansión cultural en las tierras norteñas. El camino a Aztlán había sido ya recorrido y lo seguiría siendo por siglos, hasta ahora mismo, tanto de venida como de regreso.

    Dos valiosos testimonios
         

         Como vimos, la palabra de los investigadores ha iluminado la palabra del mito. Es curioso, a la luz de esto, que incluso entre algunos de ellos ha perdurado el propósito de identificar geográficamente la ubicación precisa de Aztlán-Chicomóztoc. Unos se han inclinado a situarla en la laguna de Mexcaltitlan en Nayarit, otros en Guanajuato, o en La Quemada y Chalchihuites, en Zacatecas.
         

         Más sabio ha sido situar la palabra del mito en lo que algunos llaman el Gran Suroeste estadounidense, y otros señalamos el Gran Noroeste mexicano. Dos cronistas de estirpe náhuatl, uno de fines del siglo XVI y el otro de principios del XVII, hablaron ya de esto. Hernando Alvaro Tezozómoc (c. 1530-1610), nieto de Cuitláhuac —el sucesor de Moctezuma II— y autor de la Crónica mexicáyotl, escribió en náhuatl acerca de la venida de los mexicas a lo que llegó a ser México-Tenochtitlan:

         Los mexicas allá estaban en un gran altépetl, "agua, monte", pueblo. Era Aztlan, Chicomóztoc, Lugar de Garzas, El de las Siete Cuevas, que se hallaba allá, tal vez muy cerca, muy junto de las grandes orillas, las grandes riberas que los españoles llaman ahora Yáncuic Mexihco, Nuevo México [...] En el año 12-Caña (1057) entonces salieron de Aztlan Chicomóztoc los viejos mexicas chichimecas [...] entonces ya vienen, caminan hacia acá a pie.

         A esa gran tierra, a la que habían penetrado ya varios españoles siguiendo las noticias de Fray Marcos de Niza, dio tal nombre Juan de Oñate precisamente porque pensó que podía rivalizar en riqueza con México.
         

         El otro cronista, descendiente del rey poeta Nezahualcóyotl, Fernando de Alva Ixtlilxóchitl (c. 1578-1650), dejó a su vez, en su Historia de la nación chichimeca, el siguiente testimonio al hablar de origen de los tezcocanos:

         Ya era el año 1011 de la encarnación de Cristo Nuestro Señor cuando llegaron la nación de los aculhuas [...] Y, según sus historias, parece vinieron de la otra parte de aquel mar mediterráneo [interior] que llaman Bermejo que es donde caen las Californias.

         No sabían Alvarado Tezozómoc ni Alva Ixtlilxóchitl que, al vincular a sus antepasados con Nuevo México y California, escribían el acta que confirmaba una relación para siempre perdurable. Así ha sido en efecto, y ello a pesar de muchos aconteceres. Entre otros, uno que no debe soslayarse: el hecho de que Nuevo México y California quedaron separadas de México en 1848 por una línea internacional. Tampoco sabían que la relación intercultural entre esas tierras norteñas y el centro de México era muchísimo más antigua, a partir de la difusión de la agricultura desde Mesoamérica al Septentrión, en el primer milenio antes de la era cristiana.

    Nahuas y españoles se adentran en Aztlán
         

         La historia de esta nueva entrada incluye capítulos que despiertan fascinación. Comencemos con el recorrido que hizo Álvar Núñez Cabeza de Vaca, entre 1528 y 1530, acompañado por el negro Estebanico, tras haber sido aniquilados en la Florida los españoles que comandaba Pánfilo de Narváez. Las noticias que llegaron a la capital de la Nueva España movieron al virrey Antonio de Mendoza a enviar una expedición en la que Fray Marcos de Niza salió al frente, acompañado por Estebanico y otro fraile y un grupo de indios. La expedición partió de Culiacán en Sinaloa y, tras cruzar Sonora, penetró en territorios de Arizona y Nuevo México. Allí tuvieron noticia de pueblos que dijeron se llamaban Cíbola, Quivira y otros. En su relación diría más tarde Fray Marcos que "Cíbola es más grande que la ciudad de México".
         

         La ruta a Aztlán, abierta de nuevo, prenunciaba la atracción que ese Noroeste habría de ejercer para siempre. A la expedición de Fray Marcos siguieron otras, todas ellas reveladoras de la inmensidad del Septentrión americano. Recordemos al menos las exploraciones enviadas por Hernán Cortés, a partir de 1531, a la que hoy se llama Baja California, su estancia allí en 1535 y la posterior navegación de Francisco de Ulloa hasta las bocas del río Colorado. También, como en rápidas imágenes de un video, evoquemos las salidas, esta vez por órdenes del virrey Mendoza, de Hernando de Alarcón, por mar, hasta la confluencia de los ríos Colorado y Gila, y de Francisco Vázquez de Coronado por tierra, avanzando aún más que Fray Marcos de Niza. Con ojos asombrados, los indios nahuas, y otros que participaron en estas expediciones, daban nueva vida a la ruta de Aztlán.
         

         A esto siguieron los establecimientos, en algunos casos transitorios y en otros permanentes, aunque a veces interrumpidos por rebeliones de los indios. La Alta California había sido descubierta por Juan Rodríguez Cabrillo en 1542. La conquista de Nuevo México, que entonces comprendía Arizona y otras regiones, la realizó Juan de Oñate. Y aunque años después, en 1680, ocurrió allí la gran rebelión de los indios Pueblo, el retorno de los españoles con sus aliados nahuas significó la renovación de la ruta de Aztlán. El destino de esa gran región volvería a unirse al de una Mesoamérica que, en parte, comenzaba a hispanizarse.
         

         De esa entrada hispanomesoamericana quedaron huellas que han sido imborrables. Entre ellas están, como símbolo y realidad, numerosos nombres de lugar en español y también algunos en náhuatl. Muchos de ellos están ligados a las misiones cuyos edificios hasta hoy se yerguen con su bella arquitectura, retablos y pinturas, como parte muy significativa del patrimonio cultural del Suroeste. En California son muchas, desde San Diego hasta San Francisco y, como establecimiento secular, Los Ángeles; y también perduran Tumacácori y San Xavier del Bac, en Arizona, así como el cordón misional a lo largo del Río Bravo (o Río Grande), en Nuevo México. Más allá, dos importantes estados ostentan nombres españoles: Nevada y Colorado. Llamados por una sierra y un río, mantienen viva, como otros muchos accidentes geográficos, esa otra antigua presencia. En cuanto al náhuatl, sólo traeremos a la memoria un nombre en esa lengua, el de Analco, que significa "al otro lado del agua" o "del río", aplicado a un antiguo barrio de Santa Fe, en Nuevo México. Desde luego que, de la presencia hispanomesoamericana del período virreinal, perduran allí también los descendientes de muchos miles de colonos procedentes de México.

    Dos siglos de ires y venires entre México y el Suroeste:
         Mesoamérica y Aztlán
         

         Al consumar México su independencia en 1821, quedaron bajo su jurisdicción todos los territorios que formaban parte de la Nueva España y, por consiguiente, un grandísimo Norte y el gran Noroeste. Desde años antes (1819), España y Estados Unidos, con el Tratado Adams-Onís o Transcontinental, habían establecido una frontera internacional. Los territorios que hoy integran, completos, los estados de California, Nevada, Arizona, Nuevo México, Utah y Tejas, más gran parte de Colorado, y una pequeña parte de Wyoming, Kansas y Oklahoma, pertenecieron así a México.
         

         Desde muy temprana fecha Estados Unidos, primero con sus colonos establecidos en Texas y luego por medio de propuestas de compra, manifestaron su propósito de anexarse lo que hoy es el Suroeste Americano. No es necesario recordar aquí cómo lo lograron. Basta con decir que fue por medio de una guerra de conquista entre 1847 y 1848. Pudo entonces pensarse que esa enorme extensión de tierras —cerca de dos millones de kilómetros cuadrados— iba a perder poco a poco su identidad cultural, la del antiguo Aztlán en alto grado mesoamericanizado e hispanizado.
         

         Lo que pudo pensarse no ocurrió. Los estadounidenses que penetraron entonces, en avalanchas, y fueron convirtiendo en emporios lugares como Los Ángeles y San Francisco, no cambiaron los nombres de lugar, aunque impusieron desde luego el idioma inglés. Tuvieron enfrentamientos violentos con los antiguos grupos indígenas, especialmente con los navajos y los apaches. Los habitantes de origen hispanomexicano muchas veces se vieron aislados y empobrecidos. Pero los ires y venires por la Ruta de Aztlán no se interrumpieron.
         

          A los no muy numerosos mexicanos que siguieron cruzando, a lo largo del siglo XIX, la línea fronteriza, con escasos o nulos trámites migratorios, iban a seguir, sobre todo después de la Revolución de 1910, grandes oleadas de seres humanos. Procedían principalmente de los estados centrales de México. En algunos momentos se suscribieron acuerdos internacionales, como durante la Segunda Guerra Mundial, para que ingresaran los "braceros". Muchos sirvieron entonces a Estados Unidos no sólo en trabajos agrícolas, sino también alistándose como soldados, y llegaron a sacrificar su vida por la libertad frente a la agresión nazi.
         

          Más tarde, a pesar de restricciones y luego de que se levantaran bardas metálicas y se montaran refuerzos con la patrulla fronteriza, los "indocumentados" continuaron recorriendo el Camino hacia Aztlán. Así es como existen hoy grandes núcleos de los que hoy se llaman chicanos o hispanos en muchos lugares del Suroeste estadounidense, y aun de otros estados. Se ha dicho así que Los Ángeles es la segunda gran urbe mexicana después de la ciudad de México. Aunque no hay cifras precisas, se calcula que, entre descendientes de mexicanos e indocumentados, hay más de treinta millones en la "Nueva Aztlán".
         

          ¿Cuál será el destino de ella? No pocos de los chicanos se han forjado un símbolo. Algunos han acuñado palabras como Califaztlán. Muchos evocan y se enorgullecen de su antigua herencia indígena y de ser a la vez hispanos. Se dice que, en unos veinte o poco más años, más de la mitad de los habitantes de California llevarán apellidos españoles. Hoy, el alcalde de Los Ángeles, Villarraigosa, es hijo de mexicanos.
         

          ¿Será la Nueva Aztlán, con el paso del tiempo, tierra Nepantla, es decir "de Enmedio", ni mexicana ni estadounidense? ¿Habrá así perdido toda identidad? Yo pienso que el Gran Suroeste, como ocurre con todas las realidades, se encuentra siempre reconstruyendo y forjando su identidad. Destino suyo es desarrollar su propio perfil cultural a partir de su rica historia. Así como los mexicanoestadounidenses han contribuido al desarrollo económico de Estados Unidos, también, con la conciencia de su propia historia, han surgido de entre ellos escritores, artistas e investigadores chicanos en distintas universidades y centros de cultura que saben que su destino dependerá de no traicionarse a sí mismos. Su destino estará además ligado a ser puente entre dos grandes naciones, más aún, entre dos partes de un mismo hemisferio, el de las Américas, la latina y la anglosajona.
         

         Ojalá que gobiernos estadounidenses más abiertos, con conciencia de esta historia, la de Aztlán como ruta de venida y de regreso, reconozcan la necesidad de aceptar todo lo que ha tenido y tiene ella de ventajosa. Muchos, muchísimos de los que la han andado han contribuido a la economía y la bonanza de la Nueva Aztlán: el Gran Suroeste de Estados Unidos, vinculado desde luego, estrecha e irrevocablemente, con el Gran Noroeste de México, y también unido de forma muy estrecha con el país entero, con México. De esto proviene el original florecimiento de ese Aztlán y, en parte, su espectacular desarrollo como una de las primeras economías del mundo. Frente a todas estas realidades, ¿tiene acaso sentido querer obstaculizar con cercas y persecuciones la entrada —el ir y venir— de los cientos de miles que, aun a riesgo de sus vidas, mantienen abierta las varias veces milenaria ruta de Aztlán? -

    Referencias
         n Historia Tolteca—Chichimeca, trad. y notas de Luis Reyes García y Odena Güemes, México, Fondo de Cultura Económica, 1992.
         n Anales de Tlatelolco (Unos anales históricos de la Nación Mexicana), manuscristo Mexicain 22, Biblioteca Nacional, París.
         n Durán, Fray Diego, Historia de las Indias de Nueva España, ed. Angel María Garibay K., 2 vv., Editorial Porrúa, 1967.
         n Tezozómoc, Fernando Alvarado, Crónica mexicana, ed. Vigil, reimpreso por Editorial Leyenda, México, 1992.
         n Alva Ixtlilxóchitl, Fernando de, Obras históricas, 2 vv., México, Universidad Nacional Autónoma de México, Instituto de Investigaciones Históricas, 1975.